Volver a soñar

viernes, 26 de abril de 2013

Pocos recordaran al Göteborg de Torbjörn Nilsson, Glenn Strömberg o Glenn Hysén (padre de Tobias, actual 9 del equipo), tampoco habrá mucha gente que sepa del Malmö que chocó con Brian Clough y su increíble equipo a finales de los 70. Pero, algo que parece tan utópico, como un equipo sueco en una final europea no lo fue antaño y aunque queda muy lejos, no es algo que evite que tanto los Blåvitt como Di blåe sean los equipos más grandes de todo Suecia.



Desde entonces ha llovido mucho, para bien y para mal, los títulos han seguido llegando a las vitrinas de ambos, pero en algún caso aliñado con un descenso a Superettan. Esta temporada ha comenzado de manera genial para los dos grandes del país. Malmö sigue la buena trayectoria marcada en 2012, dónde peleo el título hasta el último suspiro, aunque sin suerte al final. Mientras que Göteborg, tras unos años irregulares, parece haber despertado del letargo. Cinco victorias y un empate eran las que se contabilizaban en los casilleros de ambos antes de que esta tarde se viesen las caras en el Ullevi.

El partido se presento con la buena noticia para los visitantes, quienes recuperaban a Pontus Jansson. Un punto a favor del equipo mejor construido. Y precisamente, esa “dureza” fue la que le otorgó el mando del partido durante los primeros minutos, haciendo que Rantie probase numerosas veces por donde flojeaba la zaga local hasta que encontró la debilidad. Fue en velocidad y ante el más veterano de los 22 jugadores que había en el verde, Kjetil Waehler, que apenas pudo caerse al suelo frente a los ágiles recortes del sudafricano, que a la media hora puso en ventaja a los suyos.

El segundo tiempo discurría con la misma tónica que el primero, hasta que a falta de veinte minutos del final, desde el banquillo se mandaron mensajes de diferente calado. Mientras Mikael Stahre se negó a que se viese cortada la racha de su equipo, sacando toda la artillería que tenía en el banquillo - termino con Hysén, Stiller, Karlsson y Söder en el campo- su colega Rikard Norling había tenido suficiente dosis de fútbol, queriendo más control del esférico, además de retirar a Rantie.

El zafarrancho local no se hizo esperar. Por la derecha, por la izquierda y por el centro…todas las maneras de atacar la defensa del Malmö parecían tan buenas en un primer momento como ineficaces al siguiente, hasta que en el último suspiro le cayó un balón al joven Sam Larsson (hermano del “vallisoletano” Daniel), para empalmarlo y hacer mucho más que un gol. Era la continuidad de una racha sin perder y la ilusión de que vuelven a soñar.

Presentación Tippeligaen 2013

jueves, 18 de abril de 2013


Comenzó la Tippeligaen 2013, aquella que parece destronará al Molde de Solskjaer para aupar de nuevo al Rosenborg de los daneses. Entre tanto, deberán pasar una treintena de jornadas en las que los 16 equipos pelearán por sus objetivos.


En la parte alta de la clasificación parece que no habrá cambios en los integrantes. Molde y Rosenborg son los favoritos indiscutibles al título, aunque con algún cambio. En el Molde mantienen el núcleo del equipo, excepto a Vegard Forren, una baja que puede ser importante si Joona Toivio no da la talla sustituyéndole. Mientras que en el Rosenborg, todos los fichajes hacen indicar que de la mano del ex-seleccionador noruego U21, Perry Hansen, pueden volver a alzar el campeonato. Con la llegada de Nicki Bille y Mikkelsen el ataque pasa a ser superlativo, mientras que Mike Jensen otorgará el equilibrio y la experiencia al mediocampo. Quizás la falta de un central contundente pueda penalizarles, como les ha estado sucediendo desde la marcha de la pareja Larsen-Demidov.

Con los dos primeros puestos prácticamente asegurados, la pelea por el último puesto de Europa League es lo más interesante de la competición, ya que son muchos equipos los que optan a adjudicársela (sin tener en cuenta la que se llevará el campeón copero). El Strømsgodset, actual subcampeón, ha sufrido algunos retoques ya que han salido en busca de dar el salto, jóvenes como Konradsen y Kamara, pero parecen haberlos sustituido adecuadamente con los ex-internacionales Simen Brenne y Thomas Sørum, además de pescar a Jørgen Horn en el descendido Fredrikstad. Tromsø y Brann deberán volver a intentar recuperar sus señas de identidad una vez perdidos algunos de sus mejores jugadores, Kara y Bjorck no estarán defendiendo el casi inexpugnable Alfheim Stadion. Mientras que el Brann ha dejado ir su poder africano en ataque (Ojo y Bentley) para confiar en Martin Pusic y gente de la cantera como Bård Finne o Kristoffer Larsen.

En Aalesund seguirán dependiendo de la inspiración de Michael Barrantes aunque esta vez con una novedad en el banquillo, ya que será el ex-RBK, Jan Jönsson el encargado de dirigir a los tangoshirts, toda vez que Kjetil Rekdal fuese despedido a final de temporada. Y así poder volver a entrenar a la capital con el objetivo de conjuntar al ramillete de buenos nombres del Vålerenga, al que se han unido Mos Abdellaoue, Fredheim Holm, Gridheim o Jan Gunner Solli. Y cerrando la pelea europea, parece que estará un equipo completamente opuesta al VIF, el Viking, ya que en Stavanger lo que precisamente tienen es un equipo conjuntado donde jóvenes prometedores como De Lanlay o Veton Berisha quieren seguir en la parte alta de la clasificación.

Por abajo la pelea será tan interesante como siempre, aunque tanto Haugesund como Lillestrøm no parecen correr peligro, pero tampoco tener los mimbres necesarios para pelear por arriba. Ya que a los primeros la baja de Djurdjic les seguirá pesando como en la recta final de 2012, a pesar de la llegada de Gytkjaer y los Kanarifuglene, parecen ser demasiado dependientes de Petter Vaagan Moen.  

Los que parece que sufrirán más serán otros como el Odd, al que los problemas económicos han obligado a desprenderse de Brenne, confiando en que Kleiven (Stabaek) y la cantera de Skeid siga dando sus frutos. IK Start es un equipo más sólido del que misteriosamente se desplomó en 2011, añadiéndole algo fundamental, el gol que aporta Matthias Vilhjálmsson. Mientras que el otro recién ascendido, Sarpsborg 08, deberá confiar que la experiencia de Berthod sirva para darle consistencia a una zaga que no parece ser segura. Hønefoss continúa prácticamente con el mismo equipo, lo que puede darle problemas si sufren un descalabro como al final del año pasado.

Aunque quizás los dos que peor pinta tienen son Sogndal y Sandnes Ulf, que han perdido a sus mejores jugadores. Badji que se fue al Brann, dejando a los hombres de Jonass Olsson con la misión de un tercer milagro casi imposible y la marcha de Gytkjaer hará que en Sadnes sufran lo indecible para hacer goles.

Esta es una breve presentación de una competición que se prevé apasionante, sobre todo por el crecimiento noruego del fútbol base, confirmado por la clasificación de la selección sub´21 para la fase final del europeo y por la continua aparición de buenos jugadores. Este año puede ser el turno de nombres como Svensson, Bödvarsson, Haugen, Pritchard o Moa Elyounoussi.