La Úrvalsdeild vuelve a Reykjavik

domingo, 22 de septiembre de 2013

Parece evidente que  en la última década, el poderío de la capital se ha visto contrarrestado desde Hafnarfjörður, donde el FH ha conseguido llevarse 6 títulos, pero en el fútbol islandés, el dominio ha sido históricamente llevado a cabo por los clubs de Reykjavik (KR, Valur y Fram), algo que se ha recuperado en este 2013 con el Knattspyrnufélag Reykjavíkur o KR, que ha logrado su vigésimo sexto entorchado, el que más tiene de todo el país.


Tras el cuarto puesto de la pasada temporada, el KR salvó la temporada 2012 con el título copero (Borgunarbikar) y así consiguió poder seguir jugando en Europa en 2013. Los hombres de Runar Kristinsson sufrieron un varapalo a comienzos de año en la supercopa, al perder 3-1, pero a la hora de empezar la Úrvalsdeild, las cosas han sido diferentes.

Lo primero que cambio al equipo fue el regreso de Óskar Örn Hauksson (29) del Sandnes Ulf, donde se fue cedido en verano para intentar salvar al equipo noruego y pese a las buenas prestaciones no consiguió que lo comprasen, algo que le vino de perlas al KR. Eso sumado a la experiencia de Halldórsson (portero de la selección nacional), Sigurdarson o Sigurdsson y la pegada del inglés Gary Martin han conformado la espina dorsal de un equipo campeón. El KR se ha mostrado como el equipo dominante toda la temporada, pasando por encima del actual campeón (3-1 y 2-4), solo siendo vulnerable durante su participación en Europa League, cuando cosechó sus dos únicas derrotas, lo que permitió ilusionarse a FH y Stjarnan con alcanzarles, hecho que una vez eliminados en manos del Standard de Lieja, fue una utopía ya que encadenaron ocho victorias consecutivas, que si no hubiese sido por la derrota en Kópavogur hubiese dado el título una semana antes.

La temporada, exitosa de por si, se ha redondeado con el salto del joven delantero Emil Atlason (20), que llevaba un par de temporadas amagando con dar el paso. Máximo goleador de la fase de clasificación para el Europeo U21 de 2015 con 7 goles en 4 partidos, esta atrayendo poco a poco los ojos a una selección que despunto hace dos generaciones. 

Este ha sido el once tipo durante la temporada, aunque la pareja de Baldur Sigurdsson en el centro de la defensa ha bailado durante la temporada.
 
football formations

La experiencia es un grado

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Entran en su recta final la mayor parte de ligas nórdicas, todas salvo la recién comenzada Superligaen danesa, y un hecho común esta provocando que tanto en Noruega (Tippeligaen) como en Finlandia (Veikkausliiga), el grande este a punto de romper el sueño de un modesto, que con una joven y prometedora generación ha estado liderando y soñando durante buena parte del campeonato.


En Noruega, la sorpresa de ver al Strømsgodset arriba, no lo es tanto viendo la trayectoria que llevaba estos últimos años, donde ha sido el encargado de plantarle cara al Molde ante la abdicación del Rosenborg. Pero una vez se desplomaron los de Solskjaer y el gigante de Trondheim resurgió, el genio Ronny Deila ha seguido guiando a una generación brillante que poco a poco ha estado asomando la cabeza por las selecciones nacionales. Abanderados por Stefan Johansen, el Godset esta siendo el equipo que practica un fútbol más bonito y entretenido de ver, con la velocidad Kamara y Keita, que tras un amago de dejar el club, volvieron para dar continuidad al proyecto en Drammen.

Pero fue hace tres jornadas cuando se comenzó a escapar el sueño del campeonato, en la visita del Rosenborg al Marienlyst. Tenían el partido listo para sentenciarlo con 2-1 en el marcador y fallando una y otra vez el gol que mataba el encuentro. Al final, salió a relucir la calidad del RBK para empatar y aguar la fiesta. Para su desgracia, el equipo no ha vuelto a ser el mismo y tras perder en Stavanger, donde el Viking sigue invicto esta temporada, el liderato se les ha escapado a cinco puntos además de tener la sensación que en Trondheim se han puesto las pilas y siempre terminan sacando los tres puntos, sea cual sea la dificultad.

Por su parte, en Finlandia parecía a comienzos de temporada que viviríamos otra victoria del HJK, sobre todo tras el mal comienzo de los equipos de Turku, a priori, sus principales rivales. Pero poco a poco y ante los continuos pinchazos del HJK, sin hacer ruido, la candidatura del Honka fue tomando forma, aunque tampoco sorprendía como en el caso anterior, ya que venían de hacer buenas temporadas. En Espoo, ciudad que pertenece al área metropolitana de Helsinki, tenían un equipo que copaba la selección sub`21 del país y estaban despuntando con el paso de los partidos. Tim Väyrynen era el brazo ejecutor junto a Kastriot Kastrati, además de un jovencísimo Moshtagh Yaghoubi en la sala de operaciones junto al español Rubén Palazuelos.


Los Keltamustat también vivieron su día “D” hace escasas semanas, cuando visitaron el Sonera Stadium con la intención de rascar algo que hiciese crecer las dudas del HJK. Comenzaron adelantándose los locales temprano, pero al inicio del segundo tiempo consiguieron darle la vuelta al marcador, algo que significaba dar un golpe en la mesa en casa del campeón y gigante nacional. Por desgracia para ellos, apareció un sub´21, pero del rival, Robin Lod terminó consiguiendo un hat-trick, asegurando la victoria local que unida al “pinchazo” en campo del MYPA, ha conseguido que el liderato se traslade a la capital, a pesar de que todavía tienen un partido pendiente.

Quedan dos meses de competición que prometen ser apasionantes, pero parece que una vez los favoritos han tomado el liderato, va a ser muy difícil que lo suelten. Porque la experiencia es un grado y en el caso de Rosenborg y HJK, tienen más que de sobras.