Kasper Kusk: Preparado para el salto

martes, 26 de noviembre de 2013


Hace no mucho, leí que el Ajax estaba interesado en el extremo danés del AaB, Kasper Kusk. Qué pareja formaría con Viktor Fischer!!! Fue mi primer pensamiento. Aunque por suerte, firme o no por el club ajacied, es cuestión de tiempo que veamos a esta pareja en las bandas de la selección danesa. Porque si Fischer se destapo al mundo el año pasado, Kusk esta anotado en todas las libretas de scoutings desde hace tiempo.

Kusk, nació en Aalborg mientras su padre - Søren Kusk - era asistente del AaB. Y desde entonces su carrera ha estado ligada prácticamente al club de su ciudad, al que llegó con 14 años procedente del Gug Boldklub. Debutó con el primer equipo hace cuatro temporadas, y desde entonces ha tenido que adecuar su endeble cuerpo a la máxima exigencia, además de terminar encontrando su acomodo en el extremo diestro, aunque puede desenvolverse por toda la mediapunta.

Rápido y habilidoso con el balón, maneja bien ambas piernas y encima parece que este año ha añadido a su desborde, la capacidad para llegar y ver puerta con facilidad. Transformando las asistencias del año pasado, en goles para que en el Nordjyske Arena nadie recuerde a Nicklas Helenius, ahora en el Aston Villa. Sobre todo porque los delanteros que hay en plantilla, no parece que lleguen al nivel necesario para un equipo que pretende pelear el título a Midtjylland, además de a los resurgidos København y Brøndby.

Con la selección de Morten Olsen ha sido convocado cuatro veces, liderando el cambio generacional que Dinamarca viene necesitando. Y aunque no ha sido titular por ahora, será un fijo en cuanto salte fuera de la Superliga, algo que Allan Gaarde, director deportivo del club, ha dicho que podría suceder este mismo invierno.. Entonces, el mundo estará preparado para conocer a Kusk, porque a tenor de lo visto hasta la fecha, él lo esta para conocer mundo...como demostró en Randers hace 15 días con un hat-trick.


De Kumanovo a Abu-Dhabi

jueves, 14 de noviembre de 2013

¿Qué tienen que ver Kumanovo y Abu Dhabi? Pues probablemente para la mayoría de la gente sean dos ciudades con poco o nada que ver, aunque para un grupo de adolescentes suecos es la primera y última parada de un sueño que les ha llevado a ser terceros en un Mundial sub´17


Esta es una historia que comienza en Kumanovo, la segunda ciudad más grande de Macedonia, donde allá por septiembre de 2012 se jugó la Ronda de Clasificación para el Europeo sub´17, que los suecos superaron junto a Irlanda sin mayores problemas. La siguiente parada fue Telki, un municipio a las afueras de Budapest, donde tras un sorteo muy benévolo, pasaron a la fase final, algo que los grandes “cocos” europeos no consiguieron. En el Europeo una interminable tanda de penaltis frente a Rusia terminó en eliminación, dejando pasar una oportunidad única de ser campeones europeos, aunque la clasificación para el Mundial que se jugaría al año siguiente en los E.A.U. estaba en el bolsillo.

Y con la misma base que dejó una magnifica sensación de bloque en Zilina, este grupo de chavales llegaron al Mundial de su categoría. Era el momento de ver a los rivales y la suerte esta vez fue esquiva, dos de las selecciones con mayor tradición de la categoría, Nigeria y México, a la postre finalistas, estaban en el grupo junto a Irak.

Pocos se hubiese atrevido a pronosticar un Mundial tan brillante de Suecia sub`17 tras ver el debut frente a Irak en Al Ain. El resultado fue 4-1 gracias a los detallazos de calidad de Engvall que desnivelaron un partido, que sobre todo en el primer tiempo transcurrió en los alrededores de la portería de Mohlin, aunque la contundencia sueca mandó a la lona a los iraquíes en el segundo tiempo. Frente a Nigeria la historia fue distinta, los africanos llegaron arrollando con una superioridad física descomunal, a lo que no ayudo la temprana baja de Ssewankambo, pero no fue suficiente para acobardar a Suecia que aunque acabó pidiendo la hora, controlo durante muchas fases de partido el empuje rival, lo que nadie consiguió en el torneo.

El partido frente a México fue un preparatorio de los octavos de final frente a Japón, una de las selecciones que mejor impresión habían dejado en la primera fase, pero otra vez fue clave el buen arranque sueco para adelantarse y aguantar el resultado ante unos nipones negados de cara a puerta. Los cuartos de final frente a Honduras fueron el partido de los golazos, con una remontada final que hizo volver a tener que enfrentarse a Nigeria en semifinales. Por entonces, los nigerianos eran un expreso lanzado a por su 4º título pudiendo hacer poco por evitarlo. Solo quedaba pelear una medalla de bronce frente a Argentina, lo que se consiguió en el partido de Abu-Dhabi donde Valmir Berisha redondeo su Mundial con un hat-trick que supuso la bota de oro.


Esta generación que ha conseguido alcanzar semifinales europeas y mundiales, comandados por:

Elias Andersson (Helsingborg, 1996)

  • "Mediocentro que ya ha debutado con el primer equipo del Helsingborg. Otorga estabilidad al mediocampo además de mover bien la pelota y sacar todo el balón parado."

Junto a él, ha estado Erdal Rakip, que tras la lesión del jugador del Chelsea, Ssewankambo, se desplazo desde la banda al medio para terminar destacando. La parte de atrás contaba con la presencia de otro jugador de la cantera blue que tampoco ha estado a la altura, y es que Suljic, a pesar de jugar en tres posiciones distintas, no ha conseguido desbancar a los cumplidores hermanos Ramhorn de los laterales ni a la pareja Sonko Sundberg-Wahlqvist del centro a pesar de no haber sido un seguro para un Sixten Mohlin que alternaba grandes intervenciones con errores de bulto.

Las bandas contaron con un denominador común, trabajo y velocidad. Desde Salétros hasta Lipovac, Citaku o Halvadžić han apuntado buenas maneras, sobre todo el último que además de desborde acostumbraba a buscar puerta. Lo que ha dejado como jugador número 12 a Carlos Strandberg, un potente delantero que acostado en banda izquierda acostumbraba a romper defensas en las segundas partes cuando el cansancio aparecía en los rivales.

Y acabando con la pareja de ataque que mejor se ha entendido del torneo:

Gustav Engvall (Göteborg, 1996)

  • "Segundo punta con gran facilidad para controlar de espaldas y darse la vuelta en velocidad. Aúna trabajo y un poderoso saque de banda que ha propiciado varios goles."

Valmir Berisha (Halmstad, 1996)

  • "Buen juego de espaldas y sobre todo pegada. La mayoría de los goles han sido al primer toque, terminando como Bota de Oro con ocho goles en los siete partidos disputados."

Godset reina en Noruega

domingo, 10 de noviembre de 2013

43 años han tenido que pasar para que en Drammen vuelvan a disfrutar de titulo liguero. Un campeonato que supone la guinda de un excelente proyecto que ya se llevo una Cupen en 2010, pero nada comparable a lo de esta temporada, algo que merecía tras quedarse con la miel en los labios el año pasado.


Para definir al Strømsgodset es imposible no hablar de su entrenador, Ronny Deila, un soplo de aire fresco en la Tippeligaen, al que le gusta el fútbol ofensivo, salir jugando la pelota e imprimir velocidad al llegar al campo rival. Todo esto con un equipo joven que ha conseguido reponer perfectamente las piezas que ha ido perdiendo con el paso de los años.

El Godset ha sabido mezclar una de las mejores defensas con un potentísimo ataque que ha terminado siendo el mejor de Noruega. En la portería, Kwarasey, portero de la selección ghanesa, ha sido fijo durante toda la temporada, consiguiendo la regularidad que hasta la fecha no tenía y, en ocasiones, le hacía cometer errores infantiles.

En el centro de la zaga, la pareja Horn-Madsen ha ido creciendo con el paso de los partidos para que, una vez se le olvido a Deila la defensa de tres, fuese un muro inapelable que ha llevado al segundo a la selección nacional tras alcanzar el nivel de los Reginiussen o Semb Berge. En los laterales, un veterano cumplidor como Storbæk se hizo con el izquierdo para dejar a Vilsvik en su lado natural, donde podía subir y bajar con la facilidad de siempre y que le ha hecho acreedor de una oportunidad en una gran liga, algo que le llegará más pronto que tarde.

En mediocampo, la marcha de Konradsen a Rennes le otorgo a Stefan Johansen el control total del equipo convirtiéndose en el mejor jugador del campeonato tras dominar todos los registros. Notable tanto en defensa como en ataque, gran salida de balón y llegada con un golpeo tremendamente bueno le han convertido en una pieza codiciada por equipos de gran caché como el Everton. Junto a él se termino haciendo sitio Ibrahim, un fuerte mediocentro que le termino por ganar la partida a Nana Boateng de caracteristicas similares pero peor manejo de balón. Ambos están cedidos por el Manchester City, equipo con el que tiene convenio el Godset y del que suelen llegar varios jugadores año tras año.

El máximo asistente del campeonato ha terminado siendo Storflor que ha jugado de interior diestro tanto por dentro como por fuera, poniendo constantemente balones a los delanteros. Aunque el peligro y el desborde ha llegado de la mano de la pareja Keita-Kamara, jugadores de perfil similar que decidieron abandonar el equipo tras perder el titulo en 2012, pero el primero no encontró equipo al nivel que esperaba y la aventura de Kamara en Bundesliga 2 tampoco salió bien, por lo que llegó cedido en verano para anotar 12 goles en 14 partidos y convertirse en la gasolina para apretar en la recta final.

Aunque si alguien ha sido decisivo en los últimos partidos, ese es el húngaro Kovacs, el que a pesar de sus 35 años, sigue sabiendo mover a la perfección su corpachón para anotar tanto de cabeza como con el pie, dejando en el banco a Diomande, que fue el 9 titular durante varias fases de la temporada.

Una buena idea de juego y unos jugadores perfectos para ejecutarla aliñada con un banquillo tan competitivo (Brenne) como joven (Kastrati, Ovenstad, Wikheim) ha bastado para que David haya tumbado a Goliath, dejando al Rosenborg por tercer año sin ganar la Tippeligaen. Y eso tiene un mérito tremendo, por lo que solo queda desearle larga vida al nuevo rey de Noruega, el Godset fra Drammen.

Pontus Jansson: El bastión del Malmö

lunes, 4 de noviembre de 2013

Se terminó la Allsvenskan dejando en Malmö su vigésimo entorchado, el que más de Suecia. Para ello, di blåe se han pasado toda la temporada rondando las primeras plazas hasta aprovechar el reventón del Helsingborgs para alzarse al liderato y no soltarlo hasta el final.

Rikard Norling ha basado el éxito de su equipo en un ataque tan veloz como lleno de variantes pero sobre todo en la defensa, construyendo la mejor del campeonato con dos laterales ofensivos y centrales jóvenes aunque tremendamente rocosos, entre los que destaca Pontus Jansson.

Nacido hace 22 años en Arlöv, situado en el área metropolitana de Malmö, comenzó su carrera en el equipo local, el Arlovs BI, aunque no tardo mucho tiempo en que el gigante de la zona le captase cuando tenía 15 años. Allí fue creciendo hasta debutar con el primer equipo en 2009, con apenas 18 años. Y desde entonces solo las lesiones han conseguido apartarle de la titularidad.

Pontus es un central dificilísimo de superar, demostrando saber correr hacía atrás mucho mejor que lo que su aspecto invita a pensar, y que posee un aceptable salida de balón. Por otra parte, lo que si se intuye desde el principio es su poderío aéreo, uno de sus puntos más fuertes, lo que le convierten en un prototipo de central-Premier casi perfecto. Por lo que no extraña que Aston Villa o Southampton anden detrás suyo.

Ya ha conseguido debutar con la selección absoluta, primero con la que acostumbran a hacer los países nórdicos con jugadores locales, pero después estuvo en el partido dónde Ibrahimovic les hizo 4 goles a los ingleses. Por ahora, Jonsson-Granqvist parece ser la pareja de Erik Ramdén para la selección, pero en cuanto Jansson dé el salto a una gran liga europea, inevitablemente se hará con un puesto fijo en el once también a nivel internacional.