Simon Tibbling: Un motor con cara de niño


 Si se habla de fútbol en Estocolmo, lo más común es recordar al AIK, Djurgårdens y tal vez, al Hammarby. Pero en la parte oeste de la capital sueca esta el distrito de Bromma, y allí una de las mejores canteras del país, la del Brommapojkarna, cuyo primer equipo vive sus últimos días de Allsvenksan tras estar cosechando una desastrosa temporada. 

Allí, llegó Simon Tibbling cuando tenía 11 años procedente del Grödinge SK para hacerse futbolista, dónde coincidió con otra de las grandes promesas suecas como John Guidetti. No tardaría en llamar la atención de grandes clubes europeos como Manchester United o Bayern Munich. 

Pero Tibbling no estaba convencido de dar el salto y decidió quedarse en la ciudad, desplazándose unos pocos kilómetros hasta el centro de Estocolmo, para firmar por el Djurgårdens en 2011, tras ser un fijo en la sub´17 sueca. Y con la misma cara de niño con la que empezó en el fútbol, consiguió debutar como profesional a comienzos de la temporada 2012, para a los pocos meses terminar haciéndose fijo en el mediocampo junto a Daniel Sjölund. Y a su vez ir pasando por el resto de selecciones inferiores hasta llegar a la sub'21.

Tibbling es un pequeño mediocentro organizador con un buen dominio - con ambas piernas - de la pelota y gran visión de juego, lo que añadido a su velocidad que le ha permitido jugar en banda cuando ha sido necesario. Defensivamente ha ido desarrollándose con el paso de los partidos, aunque todavía parece una faceta a mejorar. Lo que no le ha impedido convertirse en el actual motor del Djurgårdens junto a Faltsetas y tener por delante uno de los futuros más brillantes de toda la Allvenskan, la que seguramente tardará poco en abandonar.


0 comentarios:

Publicar un comentario