La mayor celebración de todas

viernes, 31 de octubre de 2014


El Stjarnan se hizo famoso en latitudes meridionales por un anuncio televisivo donde celebraba sus tantos de las maneras más peculiares. Pero hace escasas semanas, tuvo la madre de todas las celebraciones, la de su primer título liguero. Conseguido en campo del que era líder (FH), jugando media hora con diez jugadores y con un penalti en el descuento. Cerrando así el mejor año de su historia donde ha visitado campos tan históricos como Fir Park o el Giuseppe Meazza



No estaban acostumbrados en Garðabær, en la periferia de Reykjavík, a los éxitos futbolísticos, hasta que hace dos temporadas el equipo femenino del Stjarnan se proclamó campeón de Islandia por primera vez, algo que repetirían dos años después. Pero en 2014, el éxito también pasó al equipo masculino el que, de manera totalmente sorprendente, ha conseguido alzar su primer título tras un último partido no apto para cardiacos, redondeando un año donde alcanzó el play-off en Europa League, tras eliminar a Bangor City, Motherwell y Lech Poznan.

Pero hablando de individualidades, en un equipo que ha destacado precisamente por eso, ser un conjunto, cabe destacar al mejor jugador de la Úrvalsdeild 2014, Ingvar Jónsson. El portero, al que su gran año le ha llevado a recibir su primera convocatoria con la selección nacional, aunque no ha llegado a debutar por el momento.  En defensa,  la baja de Johann Laxdal, que decidió ir a probar suerte a la segunda categoría noruega – Ull/Kisa – tras llegar a debutar con la selección en invierno, ha sido correctamente cubierta por el danés Vemmelund, un lateral con cuerpo de central con gran dominio del juego aéreo. Mientras que el centro de la zaga ha estado cubierto por el hermano de Jóhann, Daniel Laxdal y Martin Rauschenberg.

En el centro del campo, el danés Praest ha sido el soporte de un equipo que ha terminado la temporada sin perder un solo partido de liga. Dejando a Atli Jóhansson y sobre todo al salvadoreño Punyed, la labor de llegar al área. Aunque la gran aparición en el Stjarnan la ha protagonizado Þorri Geir Rúnarsson, un medio trabajador y más que correcto con el balón que ha comenzado a coger las riendas de la sub´21 que se quedó a punto de entrar en el Europeo del próximo verano. Quedando detrás, futuro proyectos como Barddal o Blöndal. En los extremos, el desborde de Björgvinsson y la pegada de Ólafur Karl Finsen (11 goles) han sido determinantes aunque quizás, lo que le ha dado al Stjarnan ese punto para competir con KR y FH ha sido el retorno de Veigar Páll Gunnarsson, que tras muchos años en el fútbol noruego, donde se convirtió en uno de los mejores jugadores de Tippeligaen con el Stabaek.

Al final, en uno de los partidos más sufridos de su historia, el Stjarnan logró arrebatarle la liga al FH en Hafnarfjarðar. En un descuento que, por un penalti de Doumbia (uno de los defensores más dominantes de Úrvalsdeild), quedará para la historia del club y que se celebró más que cualquier gol anotado anteriormente. Y es que queda claro que el Stjarnan es un equipo con estrella.

La manta finlandesa

viernes, 17 de octubre de 2014

La victoria obligatoria en Torshavn ante la cenicienta del grupo, debía tener continuidad en las visitas a Helsinki de las dos favoritas del grupo. Para ello, en una convocatoria sin sorpresas, llegó el mediocentro del FSV Frankfurt, Joni Kauko, en sustitución de Markus Halsti.


Finlandia 1-1 Grecia

Apareció el equipo de Paatelainen con un atrevido 1-4-3-3, para jugar frente a Grecia. Con los interiores y extremos cerrándose al centro para provocar un atasco mientras el rival tuviese el balón. Y, realmente, funcionó en los primeros minutos del partido aunque la intensidad defensiva, que casi le cuesta la expulsión a Hetemaj, daba como consecuencia que apenas se pisase el área rival. Un problema que se vio incrementado cuando Grecia comenzó a intentarlo por los costados, consiguiendo una superioridad que se vería reflejada en el marcador. Así, los griegos, que habían logrado el botín deseado, se dedicaron a esperar lo que destapó las carencias creativas finlandesas mientras Eremenko no entre en juego.

En el segundo tiempo, la entrada de Hämäläinen unido al intercambio de posiciones entre Sparv y Eremenko, acercó a este último a la base de la jugada. Lo que comenzó a arreglar gran parte de los males locales. Ya que el interior del CSKA conseguía evitar la primera línea de presión griega con relativa facilidad, trasladando la pelota a posiciones ofensivas para que el del Lech Poznan inventase al borde del área. Y así fue como llegó el empate, cuando por sorpresa apareció Hurme desde un costado para fusilar a Karnezis. El equipo de Ranieri quiso despertar para buscar los tres puntos, pero fue demasiado tarde, el conformismo del italiano les había hecho perder dos puntos que en la primera parte tenían en su bolsillo.


Finlandia 0-2 Rumanía

Cambió Finlandia a un engañoso 4-4-2, ya que tanto Ring como Eremenko, dejaban los extremos libres para las incorporaciones de los laterales, ayudando el del Kaiserslautern en el mediocentro y el del CSKA a enlazar con una delantera donde sorprendía Hämäläinen con su presencia, en busca de ganar presencia en ataque con su corpulencia y juego de espaldas. Pero como sucedió en el partido ante Grecia, el esquema permitía tener resguardad la portería propia pero hacía casi imposible llegar a la rival, sobre todo con un Pukki desconocido. 

La primera parte fue de tanteo, donde los equipos se probaron pero apenas pasaron al ataque. Lo que desniveló la rigurosísima expulsión por doble amarilla de Alexander Ring -nada más comenzar el segundo tiempo-, que encima vió como entre las tarjetas, Määenpä salía tarde en un córner propiciando la ventaja rumana en el marcador. Algo casi imposible de igualar con un jugador menos. Se produjo una reestructuración y con la entrada en el campo de Pohjanpalo y Markkanen, las intenciones cambiaron, pero los centímetros del atacante del Castilla, a pesar de poner en problemas al rival, fueron incapaces de igualar una ventaja que en la recta final doblaría una selección rumana que se llevó los tres puntos gracias a su solidez defensiva.


La sorprendente Irlanda del Norte empieza a parecer un escollo demasiado severo tras vencer en Grecia. Para pelear a norirlandeses y húngaros el tercer puesto, que da acceso a la repesca, lo primero será conseguir acallar las voces que piden la dimisión de Mixu Paatelainen, aunque los principal es conseguir un equilibrio que no obligue a elegir entre atacar y defender, algo así como la manta que solo alcanza a arropar los pies o la cabeza.

Paso atrás

Después de conseguir enterrar los fantasmas armenios de la clasificación para el Mundial 2014, llegaba la hora de que Dinamarca se situase en la parte alta de uno de los grupos más complicados, al no tener a nadie del bombo 6. Para ello, Morten Olsen llamó a varios jugadores de la sub'21 (Yurary y Bech) para reforzar la delantera. Además, el central del Nantes, Kian Hansen, se unió con la esperanza de debutar con la absoluta.


Albania 1-1 Dinamarca

Volvía Olsen al dibujo que mejor rendimiento le había dado hasta la fecha, un 1-4-3-3 que se disponía con Højbjerg y Krohn-Dehli de interiores, Yurary acostado en banda diestra y Eriksen de falso extremo, ya que solía recibir de mediapunta para que Boilensen tuviese espacio para subir. Con este planteamiento, no le fue difícil conseguir la posesión ante una selección albanesa que, sin sufrir en defensa, buscaba contragolpear por el lado de Ankersen. Por su parte los daneses, con Eriksen totalmente apagado, no sabían como desenmarañar el entramado defensivo que De Biasi había montado, salvo alguna combinación de Krohn-Dehli. Y la preocupación incrementó cuando una perdida en mediocampo de Højbjerg, terminó por convertirse en el primer gol, en el único tiro a puerta de los locales.

Tras el descanso, Lasse Vibe y más tarde, Uffe Bech, salieron en busca de la espalda del lateral zurdo albanés para abrir un juego que acostumbraba a terminar en el embudo propuesto por Albania. El ritmo creció y las ocasiones llegaron hasta que a poco minutos del final le cayó un balón a Bendtner, que intentando regatear contrarios consiguió involuntariamente regalarle el empate a Vibe, que prolongaba su estado de gracia (20 goles en 23 partidos en Göteborg). Al final, consiguieron salvar un punto en un partido que sacó a relucir las carencias danesas cuando sus figuras no están inspiradas, algo que es demasiado común.


Dinamarca 0-1 Portugal

Con un rombo en mediocampo y un lateral -Jacobsen- mucho más defensivo que Ankersen inició un partido donde se apreció la necesidad de puntos portuguesa desde el primer momento.La presencia de Danny, le dio a Cristiano un socio con el que aliarse y empezar a amenazar la meta val desde los primeros minutos, para llegar al descanso haciéndose acreedor de un mejor resultado que el empate sin goles, aunque la mejor ocasión fuese para un Krohn-Delhi que era el único activo en el ataque danés.

Como ante Albania, Olsen buscaría en el descanso hacer daño a la espalda de los laterales, el punto más débil de Portugal que no habían llegado a explotarlo en todo el partido. Pero Bech estuvo menos afortunado y era Schmeichel con alguna buena parada quién mantenía a los suyos en el partido. Fue en el último minuto cuando un centro de Quaresma fue cabeceado para su portería por Kjaer, otorgando una justa derrota a unos daneses demasiado conformistas que reengancha a la pelea al rival más fuerte del grupo, Portugal.


A la espera de lo que pase con el partido entre Serbia y Albania, la ventaja conseguida tras vencer a Armenia se ha diluido y parece obligatorio que se comience a sumar de tres en tres, tanto fuera de casa ante los rivales débiles como, sobre todo, en el Parken ante serbios y albaneses. 


El inicio perfecto

jueves, 16 de octubre de 2014

La ilusión de la clara victoria ante los turcos hacía que los islandeses afrontaran los partidos con esperanzas de sumar al menos una victoria. La única novedad en la convocatoria era el regreso de Alfreð Finnbogason después de superar sus problemas de hombro.


Letonia 0-3 Islandia

Con un 1-4-4-2 donde todos defiende y todos atacan, los hombres de Lagerbäck llegaron a Riga ante unos letones que rápidamente cedieron la pelota al rival en busca de hacer daño a la contra. Gunnarsson era el encargado de iniciar el juego islandés, pero su limitado registro asociativo le obligaba a jugar en largo con los delanteros, en busca de una recuperación a una altura mayor que evitase tener que elaborar una jugada. Por ello, una vez no tenían el balón, todos los jugadores islandeses defendían sin balón, especialmente Bödvarsson, que se sacrificaba ayudando al mediocampo.

El primer tiempo se terminaría con un par de tiros desde fuera del área, pero cuando a la hora de partido, Rudnevs vio su segunda amarilla, ambas por faltas sin balón, Islandia dio un paso adelante. Hallfredsson y Bjarnason cambiaron sus costados en busca de diagonales hacía dentro y Sigurdsson se situó más cerca del área, encerrando a un equipo letón que apenas aguantó unos minutos. Gylfi con una media vuelta y Gunnarsson cabeceando una falta lateral, sentenciaron un partido trabajado que apenas hizo sufrir atrás a Halldorsson. Al final, en una jugada individual con Letonia volcada, Gíslason hizo el 0-3 final.


Islandia 2-0 Países Bajos

Mismo esquema y mismos jugadores para afrontar el partido ante el gallito del grupo, con la diferencia del cambio en los costados de Bikir Bjarnason y Hallfredsson, para que el del Verona, que es mejor defensor, ayudase a Theodor Bjarnason (volante reconvertido al lateral). Los neerlandeses que vieron como Islandia se encontró un penalti a los diez minutos, fruto de un error de De Vrij. Y con ventaja en el marcador, se encerró en su campo para tapar todos los huecos posibles y salir a la contra. Mismo planteamiento que frente a Turquía con trabajo defensivo envidiable. Ese fue el momento donde Robben consiguió superar a Skulason, pero el gol no llegaría. Fue entonces cuando salió a relucir el estado de gracia de Sigurdsson, que vio como le caía un rechace en un córner para conseguir el 2-0 antes del descanso.

Tras las pausa, Saevarsson sustituiría a un Skulason que sufría demasiado cuando le encaraba el extremo del Bayern. Y entonces, el repliegue islandés se intensificó todavía más, los hombres de Hiddink optaron por colgar balones al área, beneficiando a una defensa islandesa que domina pocos registros, siendo ese uno de ellos. No conseguirían crearle peligro en ningún momento. Y así llegaría la primer victoria islandesa ante la Oranje en toda su historia.


Con estas dos victorias, el camino se ha allanado inesperadamente con los tropiezos de Países Bajos y Turquía. El objetivo ha dejado de ser la repesca para buscar el pase directo. Falta ver el rendimiento en Praga ante unos checos que también han comenzado como un cohete.


Mini-break noruego

miércoles, 15 de octubre de 2014

Una esperada derrota frente a Italia fue el comienzo de Noruega en su busca de volver a una fase final. Las sensaciones no fueron buenas, pero donde debía sumar era en los partidos frente a Malta y, sobre todo, frente a Bulgaria. Ya que a priori, los búlgaros son los principales rivales para conseguir la repesca. En la convocatoria, con seis jugadores del Molde, el protagonismo se lo llevó el joven Martin Ødegaard (1998), ya que los retornos de Henriksen y Hauger se vieron imposibilitados por lesión.

Malta 0- 3 Noruega

Pese a disponer dos jugadores diestros en la izquierda, la banda de Linnes y Daehli fue la que más problemas comenzó a crear a una Malta con demasiada distancia entre líneas. Y es que lejos de encerrarse, el planteamiento de los locales beneficiaba la velocidad de Joshua King, que retrasaba su posición para asociarse y entrar con tanta potencia en la defensa rival, que los rivales no podían pararle. Así, regaló el primer gol a Daehli y anotó el segundo cuando ni siquiera se llevaban 30 minutos de partido. 

Con los goles, el partido fue un ida y vuelta que mezclaba el peligro nórdico con los inofensivos ataques malteses, algo que no se reflejó en el marcador por la mala noche de Tarik Elyonoussi. Al contrario que King, que pudo anotar innumerables goles pero se quedo en dos, ya que en la recta final de partido, Hogmo decidió, metiendo en el campo a Samuelsen y Singh, guardar la pelota para asegurar una victoria que daba los tres primeros puntos.


Noruega 2-1 Bulgaria

Repitió Noruega el mismo once de Ta' Qali. Aunque sabiendo la importancia del partido, Noruega salió valiente a buscarlo. Con las líneas más adelantadas de lo normal y una sobreexcitación que resultó muy positiva, consiguió que Stefan Johasen se echase el equipo a la espalda, robando y moviendo constantemente el balón. Joshua King, volvió a retrasar su posición para dañar al rival, pero esta vez sería Elyounoussi quién aprovecharía un pase en profundidad de Skjelbred, que al fin se empieza a parecer al futbolísta que se esperaba, para hacer el 1-0. Pero el control no fue total y en un córner, Tettey se vió superado por Bodurov que igualó en la primera llegada búlgara. 

La segunda parte comenzó con el empate búlgaro todavía resonando, lo que hizo decrecer el ritmo y que la pelota y las ocasiones fuesen para los visitantes. Y añadida la lesión de King, parecía que el 1-2 se acercaba por momentos. Pero la entrada de Ødegaard - el debutante más joven en una fase de clasificación - recargó las baterías nórdicas (más por la ilusión que por fútbol), que vió como Nielsen remachaba un balón dentro del área cuando peor lo pasaba su equipo. Faltaba el arreón final del equipo de Lubo Penev, pero Nordtveit-Forren se defendieron como gato panza arriba para asegurar una victoria vital en el camino noruega a la Euro 2016.


Con este doblete de victorias, el objetivo de la repesca - cualquier otra cosa con Italia y Croacia es una utopía - se acerca. Aunque lo más importante es que las buenas sensaciones por fin han llegado bajo el mandato de Per-Mathias Høgmo, algo que todavía no había sucedido. Y la regeneración, que cada vez tiene mejor pinta, parece estar en su fase final.


Los "turcos" tiran del carro

Tras empatar en Viena, los suecos recibían a Rusia y Liechtenstein con las dudas de Albin Ekdal y, sobre todo, Zlatan Ibrahimovic que llegaban recién salidos de sendas lesiones. En la convocatoria entraba Erik Johansson, premio para su gran año en Malmö. John Guidetti, estuvo a punto de entrar en la lista de la absoluta, pero se prefirió dejarle con la sub´21 en vista del playoff para la fase final del Euro U21 frente a Francia.


Suecia 1-1 Rusia

Con un 1-4-1-4-1 con Toivonen en punta y esperando que los rusos tuviesen el balón. Así es como Suecia encaró un partido que comenzó a complicarse desde la espalda de Källström, donde Kokorin venía a recibir y aprovechando la lentitud de los centrales, comenzó a hacer daño desde el primer minuto. No tardaría en adelantar a los de Capello, mediante un tiro desde la frontal tras recibir son apenas oposición. En un contragolpe, el italiano Rizzoli pitaría un dudoso penalti que Akinfeev adivinó a Sebastian Larsson.

Sin Zlatan bajando a recibir, a Suecia le costaba salir y solo cuando Durmaz se iba a banda para combinar con Zengin, se conseguía penetrar en territorio rival. Con la banda derecha capada con Bengtsson jugando a pierna cambiada y un inactivo Bahoui, las opciones del empate parecían alejarse desde el momento que Kokorin seguía dando un recital de juego de espaldas. Pero la luz del punta ruso se fue apagando a la vez que el pundonor de los dos jugadores de ascendencia turca daba sus frutos por banda izquierda. Al comienzo del segundo tiempo, un centro de Durmaz fue rematado a bocajarro por Toivonen que se convirtió en el 1-1 final. La entrada de Elmander hizó aumentar la presión sobre la salida de balón visitante, pero no sirvió para que el marcador cambiase. 


Suecia 2-0 Liechtenstein

Ante la débil selección centroeuropea, el planteamiento de Erik Hamrén tuvo poco que ver con el de días antes. Los suecos salieron mucho más adelantados, presionando constantemente a los tres centrales rivales para recuperar lo más arriba posible y embotellarles en su área. Zengin y Forsberg partían desde los extremos, intercambiando las posiciones constantemente, aunque el del Malmö no se encargaba de surtir balones, sino de entrar al área a rematarlos. Y con Martin Olsson subiendo constantemente el gol llegó pasada la media hora por dentro, una vía que apenas se podía explotar. Fue mediante un tiro de Zengin, que tocó en un rival, haciendo una comba por encima del portero, que no llegó a detenerla. 

Una vez se abrió la lata, Liechtenstein se desperezó, aunque seguía sin llegar a las inmediaciones del área sueca, dejando a Isaksson como un mero espectador que solo recibió un tiro a puerta en todo el partido. Durmaz y Källström intentaban mover la posesión de lado a lado para contrarrestar la superioridad numérica de un rival que defendía con todo. Al comienzo del segundo tiempo, un error en el despeje fue aprovechado por el jugador del Olympiakos para hacer el 2-0, que no se movería pese a los intentos de Hrgota, que saltó en los últimos minutos pero sin estar acertado en el tiro.


Estos resultados dejan a Suecia en tercera posición tras haber jugado con dos de las selecciones más potentes del grupo y no haber perdido. Además, de las buenas sensaciones de los dos jugadores de ascendencia turca (Durmaz y Zengin) que han logrado suplir la baja, más o menos, de un Ibrahimovic que terminó por no disputar ningún minuto.



Más lejos que nunca de perder

martes, 7 de octubre de 2014

Todo el mundo imaginaba que, más pronto que tarde, el HJK se levantaría de la “mini-crisis” que tuvo a comienzos de temporada y terminaría ganando la Veikkausliiga por vigesimoséptima vez, como así ha sucedido. Dos derrotas y un empate costaron el puesto de Boström, que todavía viajaba con el peso de la debacle europea del año anterior. Pero llegó Lehkosuo y con él, la mejor temporada de los capitalinos en muchos años.



La llegada de “Bana” a Helsinki tuvo un efecto tan inmediato como poco sorprendente, su exitoso paso por el Honka había dejado pistas del buen entrenador que era y los 21 partidos que transcurrieron hasta su primera derrota lo confirmaron.  A priori, la temporada ha sido un paseo militar para un equipo varios peldaños superior al resto y que gracias a su proeza europea, hacía 16 años que no alcanzaban una liguilla, se ha reforzado todavía más. Uno de los fichajes más conocidos fue el de Toni Doblas, pero para que llegase el meta sevillano, tuvo que lesionarse el danés Törnes, que dejó su puerta a cero en 15 de los 22 partido que jugó antes de romperse el cruzado.

La defensa, ejemplo de solidez, apenas ha mostrado resquicios en la competición casera y eso que en el centro de la defensa esta corta de efectivos, aunque el agujero más evidente ha sido la espalda de Gideon Baah, lateral tan ofensivo, que en los partidos de exigencia defensiva acostumbraba a perder el sitio en favor de Veli Lampi a pierna cambiada. Aunque esa nombrada consistencia, ha venido como consecuencia de la llegada del veterano Heikkinen, que ha tenido que tapar los huecos que las lesiones dejaban en un once donde se ha visto poco a Rasmus Schüller, quizás el mejor jugador del equipo. Un mediocentro con un impresionante sentido táctico que hacía subir varios niveles al equipo con su sola presencia.

En la mediapunta, Robin Lod - la otra gran joya - ha tenido que soportar la responsabilidad, junto a Savage, de la marcha de Zeneli al fútbol israelí. Robin, un mediapunta habilidoso y de perfil tranquilo, ha seguido creciendo y todavía parece tener margen para mejorar si acostumbra a mirar de manera habitual a la portería rival. Y en punta, entre un egoísta Kandji, Konan y Forssell han provisto de la pólvora necesaria para arrasar por sexto año consecutivo.

Una tiranía que puede ser mayor si se consigue retener a los últimos fichajes que apuntalaron el equipo en verano. Porque si Doblas mejoró a un Törnes, Annan (mejor jugador de Tippeligaen en 2010) puede ser la pareja perfecta de Schüller y con Porokara, el retorno de Zeneli y el burkinés Bancé, parece el cóctel idóneo para convertir al gigante finlandés en un habitual en las liguillas europeas a la par que suma títulos en casa. Como por ejemplo la Suomen Cup que se jugará contra el Inter Turku el mes que viene.