Arber Zeneli: Una bala en Borås

lunes, 19 de octubre de 2015

Cuando en octubre de 2014 la vida de Klas Ingesson se apagó, algo se apagó para siempre en Borås. El que había sido un rudo mediocentro en los 90, posteriormente había padecido un tipo de cáncer en la médula ósea que le había dejado en silla de ruedas, algo que no le impidió seguir entrenando y juntar un grupo de futbolistas de la cantera de "di gule" con capacidad -en su mayor parte- para saltar a ligas mayores. Entre ellos, un joven extremo llamado Arber Zeneli.

Zeneli nació hace veinte años en Falum, una pequeña localidad en el centro de Suecia. Descendiente de albano-kosovares, se inició en el mundo futbolístico en el equipo de su ciudad, aunque pronto se iría a Borås. A la cantera del Elfsborg donde fue acumulando títulos nacionales siendo potagonista habitual en las finales, tanto en juveniles como sub`21. Lo que practicamente obligó a Ingesson a darle una oportunidad con 19 años. Algo que Arber aprovechó para hacerse sitio en uno de los ataques más completos del país, rodeado de internacionales absolutos.

El extremo diestro es conducción en velocidad y desborde, manejándo bien ambas piernas -aunque debe mejorar la definición con la zurda- a lo que con el paso de los partidos ha ido sumándole precisión para asociarse con los compañeros y lograr finalizar las jugadas cada vez con más coherencia. Su inició de 2015, con 4 goles en seis jornadas, confirmó que se trataba de un chico especial, lo que le valió para ir convocado con el equipo sub'21 sueco que se proclamó campeón de Europa a pesar de no disputar ni un minuto.

Los ocho goles unidos a otras tantas asistencias que acumula esta temporada no han pasado inadvertidos y es uno de los jóvenes más codiciados del país después de la masiva marcha de talento que ha sufrido la Allsvenskan, un camino que también tomará Zeneli más pronto que tarde.

 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada