El sueño se escapa

martes, 31 de marzo de 2015

Los malos momentos de Eero Markkanen y Tim Väyrynen, otorgaron una convocatoria más al robusto delantero del Thun suizo, Berat Sadik. Además, Kari Arkivuo y Përparim Hetemaj se cayeron de la lista en el último momento, lo que obligo a Paatelainen a meter dos cambios en su equipo habitual (Hurme está lesionado de gravedad) para una de las últimas oportunidades de engancharse a la repesca.
Irlanda del Norte 2-1 Finlandia

Pese a todo, el preparador finés no varió el 1-4-3-3, cubriendo las bajas con Sorsa y Mattila. Los norirlandeses regalaron la posesión en los primeros instantes de partido, consecuentes con sus carencias. Algo que aprovechó Finlandia para dominar en los primeros minutos, intentando entrar con las caídas de Pukki a banda, ya que Chris Brunt estaba fuera de posición situado como lateral zurdo. Por su parte, el juego directo de los locales fue dañando hasta el punto de que Lafferty consiguió un doblete en apenas cinco minutos, fruto de un bajo nivel de concentración de los centrales, en especial de un Moisander que enlazaba errores.

Sin Eremenko, desaparecido en combate, Finlandia no sabía qué hacer con la pelota mientras la figura de Lafferty crecía, mezclando juego de espaldas con caídas a banda, justamente lo que hubiesen necesitado los visitantes para hacer más daño.

En la segunda parte, el hermano pequeño de los Eremenko reajustó su posición trasladándose más cerca de la base -algo común cuando no le salen las cosas a su selección-, con lo que el juego comenzó a tener algo de sentido, aunque por desgracia, no conseguía sobrepasar las líneas norirlandesas, de cinco y cuatro, que se encontraba delante suyo. Solo la entrada de Sadik le dio un recurso a Finlandia con el que intentar percutir en la defensa rival y así fue como, al fin, Eremenko pudo acercarse al área rival para probar a un portero local que falló en la única que tuvo, siendo precisamente Sadik el que recortaría distancias, aunque por desgracia fuese en el descuento.

Con esta derrota - tercera consecutiva-, Finlandia sigue sin aprovechar que ha quedado una plaza libre con el descalabro griego y la repesca se sitúa a cuatro puntos. Quizás, demasiado lejos para una selección que se muestra tan limitada.

Demasiado blandos

lunes, 30 de marzo de 2015

La visita a Zagreb quizás llegó demasiado pronto para varios integrantes del ataque de Noruega. Moa Abdellaoue y Mats Møller Dæhli viajaron a los Balcanes recién recuperados de sendas lesiones, algo que Joshua King no pudo hacer, quedándose fuera de uno de los dos partidos más difíciles del grupo.

Croacia 5-1 Noruega

El planteamiento de Hogmo fue mucho más valiente de lo esperado. De hecho la única novedad fue poder ver a Ødegaard en la mediapunta, por detrás de Tarik Elyounoussi. Con Mats Møller Dæhli y Skjelbred/Samuelsen - el capitán se lesionó a los pocos minutos - demasiado abiertos y sin proporcionar demasiadas ayudas a los laterales, los croatas pudieron circular el balón fácilmente por dentro, plantándose con facilidad en el balcón del área.

Noruega por su parte, tardó en crear ocasiones de ataque, aunque con la entrada de Samuelsen, este contribuyó a las incorporaciones al ataque de Linnes. Pero la diferencia de técnica entre los ataque de ambos equipos era demasiado grande, mientras que los atacantes balcánicos colocaron sus disparos fuera del alcance de Nyland, los ataques noruegos carecían de peso y se terminaban desintegrando antes de llegar a Subasic. Con la entrada de Nielsen al campo, se cambió a un 1-4-4-2 más evidente y con Ødegaard- Samuelsen cerrando el campo (Jone se fue a la izquierda y Martin a la derecha) llegaron las ocasiones. Un penalti que Elyounoussi estrelló en el poste, la expulsión de Corluka y el posterior gol de Tettey hizo cambiar la dinámica, pero con el equipo volcado, la débil defensa se resquebrajo hasta el 5-1 final. Un resultado exagerado que no deja de ser una derrota en un partido que Noruega tenía muy complicado puntuar.

En el ecuador de la clasificación parece cada vez más claro que el partido del próximo septiembre entre búlgaros y noruegos decidirá el dueño del puesto de repesca. Ya que las dos primeras plazas parecen estar adjudicadas a italianos y croatas. Por su parte, los hombres de Ivailo Petev tienen la obligación de ganar ese partido de septiembre, pero el punto conseguido ante Italia puede ser fundamental en caso de lograr la victoria ante Noruega.


La pieza que falta

lunes, 23 de marzo de 2015

Cuando Hans Henrik Andreasen regresó a casa en enero de 2013, el fantasma del descenso estaba demasiado presente. La vuelta del Esbjerg a Superliga estaba resultando más dura de lo esperado y a un equipo con tanta calidad como juventud, le costaba sangre y sudor sumar de tres en tres. Pero con HH todo cambió. El veterano mediocentro era la pieza que faltaba y la temporada terminó con un título, además de una espectacular remontada que les permitió finalizar en cuarta posición en liga.

Aquel Esbjerg de 2013 era uno de los equipos más divertidos de ver en el fútbol nórdico. Quizás por eso, porque lo vieron demasiado, llegaron equipos desde toda Europa con la intención de llevarse a sus figuras. La verticalidad de Braithwaite hizo las maletas con destino a Toulouse y las cesiones de Hradecky y Toutouh se terminaron, pero los hermanos Ankersen con la ayuda de algunos refuerzos llegados fundamentalmente desde Noruega sirvieron para eliminar al St.Étienne en la previa de Europa League de la siguiente temporada. Lo que atrajo todavía más ojos que se fijaron en Peter Ankersen que se fue a Salzburg y, quizás la pérdida más significativa, la de Kian Hasen, fichado por el Nantes.


Fue entonces cuando Leif Thomsen -chairman del EfB- salió al paso de los brotes de histerismo, anunciando que con el dinero recaudado y la cantera -una de las mejores de Dinamarca- valdría para mantener el nivel. Y eso se intentó, Casper Nielsen (1994) y Mikkel Vestergaard (1992) se han asentado en el primer equipo. Mientras que las despedidas de Martin Pusic y el otro hermano Ankersen (Jakob), parecen haber sido solucionadas con éxito, esta vez basándose en el mercado sueco.

Aunque todavía no pueden cantar victoria, porque en la parte de atrás tienen trabajo pendiente. La marcha de Hansen supuso la pérdida de su pilar defensivo, un pilar que no han sabido volver a encontrar a pesar de intentarlo continuamente. Se ha probado todo, desde la juventud de Daniel Stenderup hasta la potencia de Eddi Gomes, un imponente central con raíces bisauguineanas que fue de lo mejor de 1.division con el Køge, hasta pasar por la experiencia de Michael Jakobsen, quizás el mayor fracaso de todos. Siendo la última apuesta, el ex-internacional sueco Michael Almebäck

Apenas queda rastro del Esbjerg que llamó la atención de todo el mundo, pero el proyecto sigue en marcha y solo parece que falte encontrar al Andreasen del centro de la defensa para que en el suroeste de Jutlandia vuelvan a disfrutar del fútbol y olviden un año que está siendo más duro de lo esperado.

Poder africano en medio de Jutlandia

miércoles, 11 de marzo de 2015

No debería sorprender que un equipo con tan poco pedigrí como el Midtjylland lídere la Superliga a estas alturas, como tampoco debería sorprender el gran número de nigerianos que posee porque ninguna de las dos cosas son casualidad. Los lobos, que lideraron la pasada liga durante 22 jornadas, han sabido reponer las piezas importantes que se fueron el pasado verano - en su mayoría con destino a la Ligue 1 - esperando que la pájara no llegue en este curso. Por su parte, el gran número de jugadores nigerianos tiene una explicación todavía más sencilla, F.C. Ebedei.


F.C. Ebedei es un equipo nigeriano de tercera división asentado en Ijebu-Ode, localidad cercana a Lagos, que se traslado desde la capital a comienzos de siglo. Desde entonces, un convenio de colaboración ha servido para que multitud de jugadores prueben con el equipo danés, llegando a debutar casi una veintena con el primer equipo. En la actualidad, son tres los que acostumbran a entrar habitualmente en los planes de Riddersholm.

  • Sylvester Igboun (1990 - Extremo)
Sly es la pieza más importante del equipo, sobre todo si nos referimos al plano ofensivo. Acostado en banda izquierda, acostumbra a romper por dentro con gran potencia para exhibir su disparo con la diestra, aunque también puede encarar al defensor para centrar con su pierna menos buena. Pudiendo jugar en punta, que no es lo habitual, siempre ha estado alrededor de la decena de goles desde que llegase al primer equipo, hace seis temporadas.

Varios equipos de ligas mayores han intentado ficharle, algo que parece que sucederá más pronto que tarde visto que año tras año consigue engordar sus estadísticas solo empañadas por no haber conseguido ningún título hasta la fecha.

  • Izunna Uzochukwu (1990 - Mediocentro)
Los fichajes de Jakob Poulsen y Tim Sparv, han hecho que Izunna apenas juegue como mediocentro defensivo, su posición al debutar con los lobos en 2009. Sin una gran altura, su punto fuerte es la defensa y sobre todo su gran resistencia física. Capaz de correr durante los noventa minutos, quizás le falte algo de pausa y técnica para asomarse al área, algo que parece necesario para su localización actual como interior.

  • Rilwan Hassan (1991 - Extremo)
Hassan es una versión menos contundente de Igboun, que acostumbra a jugar en el costado opuesto a su compatriota, aunque dentro del partido acostumbren a intercambiar posiciones. Su menor potencia le hace jugar en la banda donde el desborde es más natural a su pierna buena y sobre todo, donde se va a encontrar menos rivales, pudiendo explotar mejor su velocidad.


Además, en la plantilla existe otro caso de futbolista africano que ha crecido dentro del club, aunque no tiene relación con el comentado convenio. Es el sorprendente mediapunta de origen ugandés, Pione Sisto (1995). Trasladado a tierras danesas con apenas dos meses, irrumpió hace un par temporadas llamando la atención de todo el mundo. Veloz, con buena técnica y visión de juego no es extraño que en cuanto recibió la nacionalidad danesa fuese convocado por la sub'21 (ver video). Por último, puede decirse que la producción no se detiene y que la siguiente hornada está formándose mediante cesiones. Paul Onachu (1994) es un delantero que sobrepasa los dos metros y que este invierno ha tenido que buscar minutos en Velje, mientras que el mediocentro Musefiu Ashiru (1994) está en el Ringkøbing IF de 2.div.

Este es uno de los pilares que sostienen al Midtjylland, que junto a una prolífica cantera intenta conseguir el primer título de su historia, algo que el AaB le quitó el año pasado en la recta final y que están tratando de que este año no se repita. Lo que significaría un justo premio a un trabajo bien hecho desde su fundación, hace apenas 16 años.