Ulsteinvik. The place to be.

viernes, 31 de julio de 2015

Con la reciente llegada de Sivert Heltne Nilsen a Bergen se ha producido un reecuentro que, más allá de las navidades, no se producía desde 2013. Lars Arne y su hijo Sivert volvían a coincidir en el mismo equipo después de protagonizar una de las historias más carismáticas de los últimos años en el fútbol noruego. La aventura del modesto Hødd en la Cupen de 2012 y posteriormente, en la Europa League del año siguiente.

Toda esta historia se inicia en Ulsteinvik, un pequeño pueblo de poco más de 6000 habitantes al oeste de Noruega que comparte región con Ålesund, Molde y Kristiansund (ciudad de nacimiento de Solskjaer). Allí, el Hødd ha estando vagando toda su vida a la sombra de los dos grandes de la región y apenas han sido seis temporadas las que han podido jugar en la máxima división del fútbol noruego, siendo un habitual de la actual OBOS-ligaen (2ª categoría).

En 2011, había tenido que ver como en Molde celebraban su primera Tippeligaen, mientras que Barrantes le daba su segunda Cupen al Aalesund. Pero el destino no fue tan cruel y con un equipo que consiguió reunir a varias jóvenes promesas, fue avanzando en la competición copera del año siguiente hasta presentarse en los cuartos de final, donde le esperaba el Haugesund de Alexander Søderlund -actual delantero del Rosenborg y la selección noruega-. En Rogaland vieron cómo un pequeño extremo llamado Pål André Helland forzó los penaltis con un doblete, para que el Hødd se colase en semifinales. Allí, esperaba el Brann.

En el partido ante los de Bergen, el Høddvoll albergó a 6261 espectadores, una cifra que comparada con la población del municipio deja clara la importancia de ese 27 de septiembre en Ulsteinvik. Todo un pueblo para empujar a un Hødd que tuvo que remontar el gol inicial de Korcsmár, el central húngaro que terminó pidiendo clemencia ante las contras de Sellin y Helland. Lo que les dió el billete para su primera visita a la capital para jugar una final.

En el Ullevaal se encontrarían con el Tromsø, después que estos eliminasen al Molde, que buscaba que Ole Martin Årst -uno de los máximos goleadores del fútbol noruego- se retirase del fútbol con un trofeo. Esa final, el partido más importante de la historia del Hødd en sus actuales 95 años de historia, tuvo un nombre y un apellido, Ørjan Nyland.

El actual portero de la selección noruega dió una de las mayores exhibiciones de reflejos (el Molde le firmaría tras la final) que hayan visto en el país, parándolo todo excepto un cabezazo de Saliou Ciss a falta de tres minutos, lo que anulaba el gol que previamente había conseguido Sellin y mandaba la final a una prórroga que desembocó en penaltis. Nyland adivinó la dirección de tres de los cuatro penaltis -solo le engaño el viejo Årst-, lo que unido a los cuatro aciertos de sus compañeros significo el primer y único título del Hødd.


Al año siguiente, en Europa League consiguieron vencer al Aktobe en casa con un solitario gol, pero en Kazajistán les fue imposible alargar más el sueño de una población que un día de noviembre se convirtió en el lugar soñado para estar de miles de aficionados del fútbol modesto y sus heroicidades.

 

Moshtagh Yaghoubi: Tanto carácter como calidad.

jueves, 23 de julio de 2015

El FC Honka vuelve a sonreír dentro de la gravedad. Este invierno sufrieron un duro golpe cuando se les negó la licencia para competir en Veikkausliiga, tras una salvación tremendamente sufrida. Pero los problemas económicos eran demasiado graves y en 2015 les ha tocado volver a empezar en Kakkonen, la tercera categoría del fútbol finlandés, en el puesto que ocupaba su filial. Por suerte, han conseguido que algunos de los jugadores se quedasen y así acumulan 13 victorias en 13 partidos, con un balance de 32 goles a favor y 4 en contra.

Queda lejos el año 2013, cuando fueron los encargados de pelearle el título al todopoderoso HJK con un grupo que juntó a varias promesas del fútbol finlandés. Allí brillaron jóvenes como Tim Väyrynen, Kastriot Kastrati o Moshtagh Yaghoubi. Pero esos chicos se fueron y el Honka tuvo enormes problemas de co-propiedad de varios jugadores que le terminaron condenando.

La historia más rara fue la de Yaghoubi, un chico nacido en Kabul – Afghanistán- que la delicada situación de su país le hizo aterrizar en Finlandia como refugiado en 2006. Mosa, que había ido creciendo por distintos equipos de la capital finlandesa – incluido el propio HJK- decidió probar ese invierno con el Dynamo de Moscú, los que en una operación de lo más estrambótica decidieron adquirirle como cedido del Spartaks Jürmala, quién pagó se había adelantado previamente en su fichaje.

Su aventura duró poco, en Moscú nunca le dieron la alternativa lo que le hizo terminar el año en Letonia para rescindir su contrato este último invierno y regresar al país donde se había hecho futbolista. Su retorno, esta vez en Rovaniemi, ha sido como un regalo de su habitante más famoso para el RoPS, allí ha vuelto a ser el mediocentro de largo recorrido que se fue de la Veikkausliiga hace un año. Duro, bregador, muy técnico y con un fuerte y colocado golpeo – la mayoría de sus goles vienen a balón parado- es el corazón del co-líder y aunque todavía tiene que corregir el serio problema que representa su fuerte personalidad, es probable que no tarde en volver a abandonar Finlandia. Aunque antes parece que deberá decidirse por qué país representar internacionalmente, ya que a pesar de haber jugado en las inferiores finlandesas, tiene la cabeza puesta en su país de origen.

Destino Bundesliga

sábado, 18 de julio de 2015

Muchas veces el talento se sobrepone, pero el cambio de cultura es un factor que los directores deportivos valoran a la hora de fichar. Jugadores como Finnbogason han acusado este salto cuando parecían listos para triunfar y quizás por eso, en Alemania siempre miran al norte. La capacidad de adaptación se reduce, aunque el salto de nivel permanezca. Vamos a repasar algunas de las caras que han llegado desde escandinavia al país germano.


Ørjan Nyland (Molde > Ingolstadt 04)

El año 2012 será difícil de olvidar para Nyland (1990). Su espectácular final de Cupen frente al Tromsø le valió su primer título -estando en el modesto Hødd- además del traspaso al Molde. No tardó en hacerse con la titularidad del equipo de Solskjaer y fue puliendo carencias como el juego aéreo o con los pies. De gran envergadura y excelentes reflejos es el portero de la selección noruega que consiguió el bronce en la Euro U21 de 2013 y actual inquilino de la selección nacional. El salto a una liga mayor estaba anunciado desde el final de la temporada pasada. 


Uffe Bech (Nordsjaelland > Hannover 96)

El “Shaqiri danés” (1993) tiene un problema con las lesiones que deberá solucionar para dar el siguiente paso en una carrera que apunta alto. Extremo que en el FCN partía desde la derecha, a pierna cambiada, para tomar ventaja de la gran arrancada que le da un potente tren inferior. No ha podido lucirse en la última Euro U21 precisamente por una lesión en un partido de preparación. Con buen olfato de gol puede jugar también en la punta del ataque.


Veton Berisha (Viking > Greuther Fürth)

Con menos técnica que su hermano Valon (RB Salzburg) pero mucho más coraje y entrega. Veton (1994) es un delantero que pese a su escasa altura (1,72 cm.) consigue proteger bien el balón para combinar o jugarlo de espaldas. Ha jugado en banda, aunque ha recuperado su mejor nivel en este 2015 cuando retornó a la punta del ataque del Viking. Esclavo de las rachas, le falta olfato goleador para el primer nivel.


Jón Daði Böðvarsson (Viking > Kaiserslautern)

Trabajador incansable, Böðvarsson (1992) fue desplazado desde la banda al centro del ataque a su llegada a Stavanger. Veloz, no destaca por su calidad aunque sí por su sacrificio. El bajón de Finnbogason le convirtió en titular con la selección islandesa jugando por detrás de Sigþórsson. En la última temporada ha vuelto a la banda en un camino inverso a su ex-compañero Veton Berisha. No llegará hasta el mercado invernal.


 
Mads Hvilsom (Hobro > E. Braunschweig)

Fue el debutante más joven de la Superliga danesa en 2009 con el Midtjylland, una de las mejores canteras de Dinamarca en la actualidad, pero tuvo que salir en busca de minutos hasta encontrar su sitio en un Hobro con el que consiguió ascender. Veloz, para medir casi 1`90 cm., y con llegada ha jugado en toda la mediapunta de un equipo al que le gustaba correr y que ha terminado siendo su trampolín tras anotar 16 goles y ser el máximo goleado de la Superliga danesa 14-15, empatado con el austriaco Martin Pusic.

Además, a 3.Liga han llegado algunos finlandeses como Mika Ojala (1988), un mediapunta que estaba en el Inter Turku con un excelente golpeo de balón y que jugará en el VfR Aalen. Mientras que en el Dynamo Dresden tendrá otra oportunidad Tim Väyrynen tras fracasar en el filial del Borussia Dortmund.


Futuro asegurado

miércoles, 1 de julio de 2015

No es ningún secreto que las selecciones absolutas de Suecia y Dinamarca necesitan una renovación, un lavado de cara como el que esta haciendo Noruega con la generación que consiguió el bronce en la Euro U21 de 2013 (además de Ødegaard). Ibrahimovic, Källström, Agger o Krohn-Dehli están bordeando la treintena y en los últimos torneos internacionales solo una Suecia sub'17 había ilusionado. Quizás por eso era tan importante que tanto suecos como daneses hiciesen un buen papel en el Europeo U21 que se ha disputado en la República Checa.


Suecia estuvo a punto de quedarse fuera tanto en la fase de grupos como en el play-off, pero esta generación sueca ha conseguido sufrir para alcanzar su primer título continental después de clasificarse, una vez más, en el último suspiro para semifinales donde seguramente era el equipo más débil de los cuatro. Pero entre el gran funcionamiento colectivo han destacado:

Isaac Kiese Thelin (Girondins, 1992)
  • "Hace un año la vida de Thelin cambió por completo, Malmö le ficho de Norrköping y su rendimiento creció de manera exponencial hasta convertirse en una pieza clave del campeón sueco en 2014, lo que le sirvió para fichar en invierno por el Girondins. Las categorías inferiores suecas volvieron a acordarse de él tras varios años sin llamarle y actualmente es la pareja de baile de Zlatan en la absoluta. Su altura le permite bajar balones para luego jugarlos con una sorprendente velocidad."

Oscar Lewicki (Malmö, 1992)
  • "El mediocentro del Malmö ha sido la aparición del Europeo. Regresó de la cantera del Bayern para comenzar a hacerse un nombre en el Häcken. En invierno volvió gratis a su Malmö natal para formar pareja junto a Adu. En la selección sub'21 ha estado más sujeto a la parte defensiva del equipo, dando estabilidad y sacando el balón. Su apariencia diminuta (1,75 cm) contenía un jugador trabajador y con buena técnica."



Oscar Hiljemark (PSV, 1992)
  • "No está funcionando la aventura neerlandesa del ex-Elfsborg. Pero en la sub'21 se ha complementado tan bien con Lewicki, que las esperanzas han vuelto. Soltándose desde mediocampo ha asomado al balcón del área además de aportar mucho trabajo en el centro del campo, la característica común de toda esta generación sueca."

John Guidetti (Sin equipo, 1992)

  • "Guidetti es un tipo extrovertido. Desde que explotó en Feyenoord ha estado buscando su sitio en forma de cesiones, ya que en el Etihad no le daban ninguna oportunidad. Y al fin le ha llegado su momento. Incisivo y rápido, ha mejorado su juego de espaldas para completar un buen delantero que tiene a Zlatan cerrándole la puerta en la absoluta, algo que más temprano que tarde llegará."



En cuanto a los daneses, la derrota en semifinales fue una sorpresa. Llegaban con una generación extraordinaria que ya ha aterrizado en la absoluta con Eriksen (que podía haber ido al Europeo), Yussuf Poulsen, Fischer o Højbjerg para terminar goleados. Aún así, han aparecido otros nombres que completaran a la selección de Morten Olsen en el futuro.

Jannik Vestergaard (Werder Bremen, 1992)
  • "El central danés que ronda los dos metros se trasladó a Alemania hace cinco temporadas, pero parece haber sido en 2015 donde ha dado el salto de calidad definitivo. En la República Checa ha sido el mejor central del campeonato, cortando infinidad de balones, especialmente fuerte en el juego aéreo e incluso sacando la pelota jugada desde atrás a pesar de su lentitud."

Andreas Christiansen (Chelsea, 1994)
  • "La joven promesa de los blues tuvo que retrasarse al comienzo del campeonato al centro de la defensa por la lesión de Fredrik Sørensen. Desde allí, ha formado una excelente pareja con Vestegaard. Todavía le falta tener minutos en el fútbol profesional, pero está claro que Kjaer tiene los años contados en la selección nacional."



Nicolaj Thomsen (AaB, 1993)
  • "Thomsen ha sido la herramienta multiusos de Thorup en el Europeo. Ha jugado tanto de mediocentro como de interior, extremo o segunda punta, pero eso es algo que en Aalborg conocen, ya que desde la marcha de Kusk le ha dado tiempo, en esta última temporada la oportunidad, de lucir su buena técnica."