Alfredo Morelos: El tanquecito helsinguino

sábado, 23 de abril de 2016

Es de esperar que el actual colista, SJK, comience a competir como el año anterior -aunque siempre es más difícil mantenerse que llegar- y algún invitado como Inter Turku, Lahti o IFK se una a la pelea sin que se les espere. Por eso no es ninguna locura decir que los pretendientes de la Veikkausliiga 2016 están todavía por definir, pero hasta la fecha hay dos extravagantes protagonistas que merecen una mención. Atomu Tanaka y Alfredo Morelos. Un japonés y un colombiano que están rayando a gran nivel a 7600 y 9800 kilómetros de sus respectivos hogares.

En Helsinki parece que se van reponiendo del desastroso 2015 y aunque todavía tienen evidentes problemas en la retaguardia, todo les está resultando más fácil con la pareja que han reunido en ataque. Atom está siendo el mejor jugador hasta la fecha, un número 10 en todos los aspectos que mostró su potencial desde su llegada hace doce meses. Pero si ese fichaje fue llamativo, el de un joven y prometedor colombiano, cedido por el rojo paisa, no lo fue menos. Con él se pretendía restablecer una pieza que se había ido con Forssell, la de un 9 goleador que parece haberse recuperado.

Su debut en LiigaCup (3 goles en 3 partidos) fue el preludio de un mes de abril donde suma 6 dianas en otros tantos partidos disputados entre liga y copa. Un inicio que recuerda al de Vahid Hambo en Turku, cortado por una inoportuna lesión.

Morelos no es un delantero alto pero sí tremendamente potente y ancho, lo que le permite ganar la posición fácilmente además de permitirle salir a recibir fuera del área. Aunque sus mejores cualidades entran en liza con el ataque lanzado, cuando tiene que demostrar su velocidad en carrera y sobre todo su posicionamiento dentro del área.

Internacional sub'20, disputó el Sudamericano de la categoría en 2015 aunque en su club -Independiente de Medellín- nunca ha llegado a funcionar de tal manera que haga pensar que está destinado a una gran liga europea. Pero para eso parece que está en la capital finlandesa, para demostrar unas cualidades que hasta la fecha le están sirviendo al klubi para volver a mandar en el país de los mil lagos y al joven delantero cafetero para hacerse un nombre en el fútbol del viejo continente.

Alexander Isak: La estirpe de Goitom

martes, 12 de abril de 2016


Goitom dejó Estocolmo este invierno sin conseguir que el título de la Allsvenskan retornase a Solna, aunque a titulo individual fuese uno de los jugadores más determinantes del campeonato junto a Kujovic o Lasse Vibe. Desde el último campeonato conseguido en 2009, AIK se ha convertido paulatinamente en un manojo de nervios y con la marcha del eritreo parece que pasarán otros tantos años hasta que el Friends Arena tenga su primera celebración gnaget.

Aunque en este comienzo de campaña, la apuesta de Andreas Alm por la juventud parece estar aportando un clavo al que agarrarse debido a su buen funcionamiento. Nombres como Carlgren (campeón de europa U21), Strandberg (bronce en mundial U17) u Ofori se han hecho un nombre en la competición en torno a la frontera de los 20, pero en este AIK está llamando la atención un chico de apenas 17 que ha hecho retornar el recuerdo de Goitom apenas unos meses después de su marcha.

Alexander Isak es un delantero atlético que físicamente todavía está por terminar su desarrollo, pero aún así destaca por su envergadura y todavía más por una técnica que le permite jugar lejos del área, tanto de espaldas (aspecto en el que crecerá en el futuro) como de cara al tener una zancada importante. Pero los parecidos con su “mentor” van más allá, ya que también es de ascendencia eritrea aunque sea un fijo con Suecia U17, donde acumula dos años compitiendo y cuatro goles en diez partidos

Este invierno, Isak no había disputado ningún partido con el equipo de su vida al que llegó con seis años, en 2015 lo había rozado frente al Örebro pero no salió del banquillo, algo que no se le pudo negar en Svenska Cupen ante el modesto Tenhults, sumando su primer gol profesional. Aunque más sorprendente fue su debut en Allsvenskan frente al Östersunds, convirtiéndose en el protagonista absoluto del partido al ser el jugador más joven de la historia en marcar en Allsvenskan.

El viaje de Isak acaba de comenzar, pero hasta el momento parece reunir los requisitos adecuados para no quitarle el ojo de encima en ningún momento, algo que tanto Premier League como Bundesliga han hecho, sobre todo contando con un contrato -todavía juvenil- que expira en 2017. Al menos, tiene fácil el modelo al que seguir para triunfar.