Trasvase de talento

miércoles, 25 de enero de 2017

El prematuro fichaje de Alexander Isak a Dortmund, tras solo un año como profesional, es la consecuencia lógica de la aparición de un gran talento en una liga de menor nivel como son las nórdicas. Como sucedió anteriormente con Martin Ødegaard o Emre Mor las grandes ligas fijan su atención en destinos que habitualmente quedan reservados a clubes de ligas intermedias que sirven, en el mejor de los casos, para dar el salto al primer nivel del fútbol europeo. Y ese traslado de talento vuelve a repetirse en cada mercado veraniego donde la liga belga, reforzada con el dinero de la Premier League, parece haberse fijado especialmente en Eliteserien y Allsvenskan.

Así, han sido un puñado de jóvenes los que han hecho sus maletas en busca de esas oportunidades en un segundo escalón:



Sander Berge (Vålerenga > RKC Genk)

Uno de los niños prodigio que han aparecido tras el salto de Ødegaard. El debut de Sander Berge (1998) con Asker se produjo con apenas 16 años, llamando la atención de la capital, donde se trasladó al año siguiente. No desaprovechó la primera oportunidad que le ofreció Rekdal para hacerse con un sitio en la sala de máquinas del Enga. Dotadísimo técnicamente tiene un gran manejo de balón y ha ejercido fundamentalmente como mediocentro defensivo junto a Grindheim, encargándose del iniciar el juego. No se ha dejado ver mucho cerca del área rival, aunque sus características indiquen que pueda ser el siguiente paso lógico en su evolución. El salto a la Jupiler Pro League le ayudará a evitar un frenazo en su crecimiento como corre riego de sucederle a su ex-compañero de equipo Ghayas Zahid (1994). 


Tesfaldet Tekie (IFK Norrköping > KAA Gent)

Tekie (1997) ha sido el encargado de tapar la baja de Alexander Fransson (1994) en el mediocentro del Norrköping campeón. Sin la capacidad para incorporarse al ataque de su predecesor, ha mostrado un buen desplazamiento de balón pero todavía parece que tiene mucho camino por recorrer en un aspecto defensivo donde se apoyaba en Sjölund. Su salto a Bélgica parece un tanto precipitado en tanto en cuanto no ha conseguido marcar diferencias en Allsvenskan. 


Ethan Horvath (Molde > Brujas)

El portero norteamericano ha conseguido debutar con la absoluta pese a su irregularidad. Horvath (1995) brilló en la fase de grupos de la Europa League con el equipo de Solskjaer pero no aportó la seguridad defensiva en una competición local donde su titularidad siempre ha estado en entredicho. De gran envergadura presenta unos buenos números en la portería del Aker Stadion pero parece una apuesta arriesgada si en Brujas pretenden tener estabilidad a corto plazo.



Viktor Claesson (Elfsborg > Krasnodar)

Uno de los talentos suecos que extrañaba ver en Allsvenskan cuando sobresalía anualmente desde la mediapunta del equipo de Borås que incluso le había permitido ser internacional. Claesson (1992) ha demostrado ser un excelente llegador, lo que sumado a una buena capacidad de pase le han permitido alcanzar dobles figuras (11 goles y 12 asistencias) en 2015. Defensivamente es agresivo lo que le ha permitido jugar por todo el carril central, desde mediocentro junto a Rohdén (ahora en Crotone) hasta en la delantera. 


Mikael Soisalo (Ilves > Middlesbrough)

El extremo fue una de las apariciones de la última Veikkausliga. Soisalo (1998) ha mostrado desborde y llegada al área a una velocidad con la que ha marcado diferencias en Finlandia. En el equipo sub’23 del Boro podrá mostrar si su capacidad para jugar tanto por dentro como por fuera es suficiente para dar el salto a la Premier League.

En una situación similar al extremo finlandés se encuentra Agust Edvald Hlynsson (2000) que un año después de debutar con Breidablik, ha sido reclutado por la academia del Norwich City. Con un buen toque de balón se encuentra en disposición de crecer compitiendo en un fútbol con una mayor competitividad que a largo plazo seguramente le ayude a encontrar acomodo en el fútbol europeo sin necesidad de volver a su Islandia natal.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada