sábado, 7 de octubre de 2017

Cuando Mathias se quitó las cadenas

Tras su recta final en la pasada temporada colándose ‘in extremis’ en el Top-6, la temporada 2017-18 se presentaba en Farum como un proyecto tremendamente ilusionante. Hjulmand había conseguido asentar los principios futbolísticos que le diesen una entidad al club y con el consecuente peaje de la juventud, se esperaba un Nordsjælland ofensivo que debía lidiar con dos bajas importantes para proseguir su crecimiento. Tanto Lobotka como Ingvartsen habían volado a ligas mayores, pero los tigres tenían a su favor una de las academias más exitosas del fútbol europeo.


Con el caudal ofensivo que arrastra en cada partido, el equipo no tardó en encontrar los goles que se fueron con destino Genk en un recolocado Marcondes, ayudado por las dos flechas africanas en los costados. Pero más sorprendente fue ver cómo desde el primer partido, Mathias Jensen (1996) interpretaba el papel de Lobotka sin ningún tipo de complejos cuando en la temporada anterior parecía un jugador más tímido que a la sombra del eslovaco tenía un rol más defensivo en el mediocampo o incluso en banda durante el último Europeo U21.

Jensen, el que seguramente no tenga la habilidad que tenía Lobotka para mantener la posesión, tiene poco que envidiar al eslovaco en los demás aspectos. Técnicamente bastante bien dotado es el personaje principal en un equipo que ha instaurado que el balón es la prioridad. Ahí, es el responsable de trasladarlo desde la defensa hasta el ataque, algo que consigue realizar con mucha personalidad y acierto mediante pases tanto largos como cortos, añadiendo una potente llegada al área que le ha valido para anotar cuatro goles en el inicio de temporada con disparos realizados con ambas piernas. Ese buen golpeo le ha hecho responsable del balón parado del equipo y ser hasta la fecha, el mejor jugador de Superligaen junto a Marcondes.

En la sub’21 danesa, con el mismo rol en el 3-4-3 de FCN, también ha conseguido asentarse tras el paso de la competencia (Vigen, Nørgaard…etc.) a categoría superior y sin la necesidad de colocarle con un mediocentro de características defensivas específicas parece que puede ser uno de los jugadores daneses más importantes en el futuro. 

El protagonismo de Jensen en Dinamarca acaba de comenzar, pero en el primer tramo de la temporada donde su equipo ha necesitado un director, no ha dudado en ser el actor adecuado para representar un papel que parece adecuarse a sus características. Por delante, tiene un reto fantástico, seguir dirigiendo mientras crece en el equipo más estimulante del norte de Europa.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario